Irreverente: una «ida de olla» gastronómica en Alicante

Siempre me gusta probar algo distinto allí donde voy, así acumulo una agenda de tesoros gastronómicos a los que volver si se da la ocasión y me aseguro el acierto culinario. Este año, como todos los veranos viajaba a Alicante, al apartamento que tienen los padres de mi chico: playita, sol y descanso que no viene mal, pero siempre con espacio para el buen comer. En esta ocasión fuimos al Irreverente, un restaurante muy original, con una propuesta gastronómica creativa y que ellos califican como una «ida de olla».

El entorno, la carta, los ingredientes y la presentación…todo sugiere creatividad e innovación en estado puro.

Los platos del Irreverente

En esta primera incursión en el mundo irreverente de David Pastor (así se llama el joven cocinero alicantino que regenta el lugar) nos quedamos con las croquetas de jamón con trufa negra y trompeta de la muerte (un hongo, no os asustéis) que eran, para mi gusto, las mejores: suaves, cremosas, con sabor delicado…muy ricas!os las recomiendo.

Croquetas y buñuelo en Irreverente de Alicante
Croquetas de jamón y de bacalao, y buñuelo de alcachofas y boquerón en Irreverente de Alicante

Además de la croqueta de jamón, estaba «de toma pan y moja» el pulpo al horno sobre tabulé de sus verduras y espuma de patata caliente. Suena y sabe delicioso, no por menos cuenta con un premio en el concurso Tapéate. ¡Os sugiero que lo probéis!

Además, nos lanzamos de cabeza a por la lata (literal, porque el packaging era una lata) de bacalao confitado con aceite de romero, que tenía buen sabor pero se nos quedó en nada por el tamaño.

Lata de bacalao confitado del Irreverente de Alicante
Lata de bacalao confitado con aceite de romero

Llegamos al postre y aquí no sé si hacer repique de tambores, tirar serpentinas o mandaros en tren a Alicante ipso facto, porque probé uno de los postres más ricos que he probado nunca: el coulant de turrón, una maravilla crujiente y tostada por fuera y fundida por dentro, que se mezcla con el resto de ingredientes del plato al meter la cucharilla. La verdad es que se hizo esperar, tardaron más de media hora en servirnos, pero la espera mereció la pena.

David Pastor me dejó con ganas de volver y probar el resto de platos de la carta, y repetir otros que me dejaron sin palabras. No dejéis de acercaros si vais a la ciudad mediterránea: imprescindible!

Detalles del restaurante Irreverente

  • ¿Dónde? Irreverente, Calle Belando 29, Alicante
  • ¿Cuándo? Cena con amigos, familiar o romántica, para comer bien, vaya!
  • Más información: Restaurante Irreverente

RelatedPost

Reviewed Item
Restaurante Irreverente
Author Rating
41star1star1star1stargray

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *