Barra M, creatividad delirante versión peruana

Como foodie, intento probar sitios nuevos todo el tiempo, pero a veces algún sitio me enamora y trato de volver al tiempo. Me gusta comprobar si solo fue un amor a primera vista o si se merece que vuelva todas las veces que quiera y revivir ese amor como el primer día.

Un amor duradero es lo que tengo con el Barra M,  me enamoró el año pasado y me ha vuelto a enamorar cuando he vuelto este año. Ha cambiado la carta, los platos son algo distintos pero no pierde nada de la esencia que me volvió loca aquel día, y que me hace recomendarlo a todo el mundo.

Su esencia es pura versión peruana. Su chef, Omar Malpartida, te coge un ceviche y te lo versiona con rollo thai, ¿por qué no? La cocina es jugar y Omar se lo pasa como nadie, en una cocina en la que todo son matices: un poco de asiático, un poco de europeo y un mucho de peruano. Así salen unos platos que son una master piece. Aunque no te guste la cocina peruana no puedes perdértelo porque peruano, peruano…tampoco es al 100%, solo puedo recomendarte que le des un chance y que te leas todo lo que tengo que contarte. ¡A por ello!

Una barra poco convencional

La experiencia en Barra M (o /M como la encontrarás en muchos sitios) se vive alrededor de una barra metálica, y una barra que no es ni una M perfecta, ni tampoco una W…es algo así como un zigzag asimétrico donde verás cocinar y emplatar con destreza a sus cocineros.

Las paredes son también algo poco corriente y están hechas del mismo material que las casas humildes peruanas… ¡algo sorprendente y una carta de intenciones en toda regla! ¿En dónde? Pues en pleno barrio de Malasaña en Madrid.

Barra eme, un restaurante peruano en Madrid, de Omar Malpartida
Interior del restaurante (foto por Barra M)

Al grano… ¿qué se come y bebe en Barra M?

Mil opciones de bebida peruana

Para llevar mejor la espera, comenzamos con unos pisco sour en condiciones. La oferta en cócteles del Barra M es bastante amplia: los tienes más  clásicos, como el de lima típico, más dulces como el de maracuyá, o picantitos y atrevidos como el de wasabi. Nosotros probamos el clásico y el de maracuyá, y es una buena elección para cualquier paladar.

Si quieres tirar por endulzarte a tope está el Mojadito (con pisco, maracuyá, mango, lima, panela y menta). Yo me lo pedí y estaba súper rico. También había opciones sin alcohol, cerveza cusqueña peruana…las opciones son infinitas.

Pisco sour del Barra M, clásico con lima o de maracuyá

Los platos del Barra M, delirio creativo versión peruana

Delirio creativo. No lo podría haber definido mejor, y todo con ese rollo de cocina chifa (peruano+asiático) que tanto me gusta.

Comenzamos con unos baos chifa con panceta confitada, cerdo en barbacoa china y ají amarillo…sabrosos, tiernos y con mogollón de sabor… ¡muy recomendables!

Baos chifa del Barra eme en Madrid, con panceta confitada

Y vinieron las gyozas madrileñas, qué decir de esas gyozas…un homenaje al cocido madrileño que no podía ser más chulo: en su emplatado con todo dispuesto de forma artística, en la idea y en el sabor. Un par de tuétanos a la parrilla en la mitad del plato, garbanzos picantes y torreznos sueltos y repartidos con acierto, y las gyozas, con sabor a cocido y a ternera desmechada, como protagonistas indiscutibles.

Gyozas madrileñas del Barra Eme en Madrid con cocido, carne desmechada, garbanzos y tuétano

Vas a un peruano, ¿y no vas a pedir ceviche? ¡Pero tú estás loca, chica! Que nooo, que lo pedí, pero pedí el ceviche thai, con un toque algo picante propio de la cocina thai pero fresco y cítrico como el ceviche más peruano. El ceviche thai tenía corvina, leche de tigre de coco, lima kaffir (un ingrediente muy thai), cacahuete para darle el toque crujiente, y aguacate.

Y llegamos a mi plato favoritíiiisimo: los huevos rotos con shitakes en tempura, jamón serrano crujiente, rocoto (picante peruano similar al chile) y un ingrediente chino, el hoisin. Este plato es muy parecido a uno que probé el año pasado que me flipó, y que me sigue flipando un año después. Esto es como cuando ves a tu pareja con un peinado nuevo, algo distinto y le sigues viendo guapo. ¡Viva este plato!

Para terminar nos tomamos un curry con casquería. Tenía molleja, lengua y un montón de ingredientes picantitos y especiados intercontinentales que hacían un plato redondo y perfecto.

Curry Casquera del Barra Eme en Madrid, un curry hecho con casquería, lengua, molleja

Postres para terminar el viaje por la cocina de Omar

Las buenas cenas hay que terminarlas con broche de oro y la terminamos con un postre español-peruano, una torrija, pero esta tenía pisco, helado de canela y lúcula (una fruta andina). Como veis, otra vez, vuelta de tuerca con esta torrija poco clásica de versión peruana.

También tomamos un postre fuera de carta, el tres leches de chocolate, muy similar a un postre que probamos el año pasado con bizcocho de chocolate mojadito que estaba tierno y delicioso.

Tres chocolates del Barra Eme en Madrid, peruano de Omar Malpartida

Mi recomendación es que visites el Barra M y que te enamores tanto como yo de su cocina. Y si puedes, vuelve, y re-enamórate.

Detalles del Barra M (/M)

  • ¿Dónde? Calle Libertad 5, Madrid
  • ¿Cuándo? Siempre que puedas.
  • Más información sobre el Barra M: Web del Barra M / Admite reservas online en su página. Para reservar por teléfono: 91 668 46 78
  • Nos gastamos: 30 euros por persona

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *